Conceptos Basicos de Qi Gong

Los Tres Tesoros

Para tener una mayor comprensión del alcance que puede tener las práctica del Qi Gong es muy conveniente entender el concepto de los tres tesoros (San Bao) :

  1. Jing (esencia)
  2. Qi (energía interna)
  3. Shen (espíritu)

Estos 3 aspectos constituyen el origen o la raíz de nuestra vida.

1. Jing significa esencia.  Existe en todo y hace alusión al elemento más fundamental que determina nuestras caraterícticas.  Es la fuente primigenia de todo ser viviente que define sus características y su naturaleza.  Es la raíz de la vida.

2. Qi es la energía interna del cuerpo.  El Qi procede de la conversión del Jing recibido de nuestro ancestros como de los alimentos ingeridos y del aire que respiramos.

3. El Shen constituye el centro de nuestra mente.  Es aquello que nos hace humanos y distintos de los animales, que no lo tienen.  El Shen del cuerpo necesita nutrirse de la energía Qi.  Cuando el Qi se encuentra en óptimas condiciones, el Shen se vivifica.

Estos 3 elementos se interrelacionan de maneras diversas, su estudio y comprensión permiten profundizar en la práctica de Qi Gong.

 

Teoría del Entrenamiento de Qi Gong

El entrenamiento de Qi Gong involucra cinco elementos de gran importancia: la regulación del cuerpo, la regulación de la respiración, la regulación de la mente, la regulación del Qi (Energía) y la regulación del Shen (Espíritu)

1.- La regulación del cuerpo: “la relajación” y el “enraizamiento” son dos aspectos importantes en este primer punto, implica ajustar el cuerpo hasta alcanzar aquel estado en el que se sienta más relajado y confortable, esta relajación nace desde el Yi (intención nacida en la mente).  La relajación va generando lo que llamamos “enraizamiento”.

2.- La regulación de la respiración:  debemos controlar la respiración hasta que se apacigüe.  La respiración debe ser:  calmada, escasa, profunda, larga, continua, uniforme, lenta y suave.  El cultivo de estas 8 características en nuestra respiración nos permitiría regular nuestra energía y unificarla con nuestro cuerpo y mente.

3.- La regulación de la mente: la mente debe llegar a un estado de completa quietud y paz.  Regular la mente significa usar la consciencia con el propósito de detener la actividad presente en ella y liberarla de sus ataduras.  A partir de este estado uno puede relajar la médula y los órganos internos.  La mente gozará de la claridad necesaria para vislumbrar la circulación de la energía.  También una mente en calma se reflejará en el equilibrio emocional.

4.- La regulación del Qi (energía):  antes de regular el Qi es necesario regular el cuerpo, la respiración y la mente.  El primer paso consiste en que lograr que la circulación de Qi sea fluida y abundante, ¿cómo se podría regular la energía en nuestro organismo si ella es escasa?  El principiante debe centrar su práctica en generar una producción abundante de Qi, luego aprenderá a regularlo.

5.- La regulación del Shen (espíritu): este es el punto más trascendental en la práctica de Qi Gong.  El éxito para regular el Shen depende primordialmente de tres raíces de orden espiritual: la voluntad, la paciencia y la resistencia.  El practicante debe tener objetivos claros para su práctica.  El Shen se origina en un Yi (intención) firme y estable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s